lunes, 25 de enero de 2010

Cuando los vampios atacan...

Para promover la saga Crepúsculo, la editorial Hachette Australia, de la mano de U.S. Sydney lanzó una campaña sorprententemente simple y eficaz:



Lo que a primera vista parecía un mordisco de vampiro resultó ser simplemente un par de pegatinas rojas con el nombre de la saga. Más fácil y económico imposible. Además, parece que la campaña provocó mucha intriga y más gente acudía a las librerías preguntando por la saga. Obviamente, todo este montaje se realizó antes del estreno de las películas, cuando los libros no eran tan conocios.

Make it simple!!

4 comentarios:

Capde dijo...

Jajajaajaja simple y eficaz, como tiene que ser

Myriam Z. dijo...

Imaginate, con dos pegatinas de nada convierten un anuncio cualquiera en SU anuncio. Y casi sin costes xD

noigaT dijo...

Veo eso sin conocer nada de Crepúsculo y no se me pasaría por la cabeza ir a una librería.

Myriam Z. dijo...

Hombre, es de suponer que esta acción iba acompañada de una campaña publicitaria más "tradicional", porque sino, como dices tú, no se entiende.

Posts relacionados

Related Posts with Thumbnails